#AmigosDelMundo #Misiones @escolapias Oracion misionera para los niños

La imagen presenta al buen samaritano, según el relato de la parábola evangélica. La propuesta del texto bíblico es clara: “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40).

La parábola nos hace descubrir quiénes son los preferidos de Jesús y cómo deben comportarse sus discípulos. Como dice el Papa en su Mensaje, los misioneros escogen “seguir a Cristo en esta preferencia suya, no ideológicamente, sino como Él, identificándose con los pobres, viviendo como ellos en la precariedad de la vida cotidiana y en la renuncia de todo poder, para convertirse en hermanos y hermanas de los últimos, llevándoles el testimonio de la alegría del Evangelio y la expresión de la caridad de Dios”.

Las obras de misericordia son formas muy concretas de vivir el amor hacia el prójimo. “La Iglesia es madre enseñando a sus hijos las obras de misericordia. Ella aprendió de Jesús este camino, aprendió que esto es lo esencial para la salvación. No basta amar a quien nos ama. Jesús dice que esto lo hacen los paganos. No basta hacer el bien a quien nos hace el bien. Para cambiar el mundo en algo mejor es necesario hacer el bien a quien no es capaz de hacer lo mismo, como hizo el Padre con nosotros, dándonos a Jesús. ¿Cuánto hemos pagado nosotros por nuestra redención? Nada, todo es gratis. Hacer el bien sin esperar algo a cambio. Eso hizo el Padre con nosotros, y nosotros debemos hacer lo mismo. Haz el bien y sigue adelante” (Francisco, Audiencia general, 10-9-2014

Señor, hazme instrumento de tu paz,

donde haya odio ponga amor,

donde haya ofensa perdón,

donde haya error ponga yo verdad.

El mundo necesita hombres,

que no se guíen por dinero, bienestar y poder.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita hombres

que pongan al hombre como centro

de las personas, de los grupos, de la sociedad.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita que el amor

sea el motor de sus acciones,

el motor de su historia.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita hombres

que hagan fraternidad donde estén,

que se dejen de palabrería y ayuden a solucionar

los problemas concretos de los hermanos.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita hombres

que lo den todo por el evangelio:

alma, vida y corazón,

y se pongan sin reservas al servicio de los demás.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>