Celebración Fin de año #vocaciónescolapia

En esta celebración queremos orar,

queremos agradecer, queremos alabar, queremos pedir perdón, queremos cantar, queremos esperar. Lo que realmente queremos sentir es el paso de Dios por nuestras vidas y nuestra historia. No un paso fugaz, sin consecuencias, sino un paso liberador, un paso enamorado, puede que un paso doloroso y siempre dejando huella, invitándonos a una presencia permanente.
El gran paso de Dios por nuestra historia es Jesucristo, que no sólo pasa en su Pascua sino que se queda, Jesucristo ayer, hoy y siempre, el que plenifica y da sentido a nuestra vida, el Dios con nosotros. Pensando en él podemos afirmar que todo es gracia.