Coca

images (2)En la historia de la Provincia de Aragón hay una fuerte tradición misionera, ya en los años 30 partieron las primeras  escolapias  para Argentina, después fue Chile y la lejana misión ad gentes del Japón que en los años  80 se extendió a Filipinas y en la actualidad a la India. Hoy cuando esos  países se han enriquecido con vocaciones nativas y han alcanzado su mayoría de edad formando nuevas e independientes demarcaciones, todavía quedan algunas religiosas españolas que siguen dando su testimonio cristiano y evangelizador.

En 1990 y como fruto del capítulo de 1989 en el que se acogió el deseo de la Iglesia que invitaba a las congregaciones religiosas a dar de su propia pobreza para que la semilla evangélica creciera en países lejanos, la Provincia opto por fundar en  Ecuador y así en septiembre de 1990 las escolapias llegaron a COCA

004COCA, nombre abreviado de Puerto Francisco de Orellana, lugar recóndito de la selva Amazónica, que saltó a los medios de comunicación en 1987 cuando su Obispo Monseñor Alejandro Labaka y la religiosa Inés Arango, morían en la selva por las lanzas de un tribu indígena.

A ese Vicariato Apostólico de Aguarico, fueron llamadas las escolapias, para hacerse cargo de las obras educacionales, en un primer momento un centro de infantil y  la Escuela  primaria Fray Mariano de Azqueta, y al cabo de dos cursos el Colegio Fisco- Misional  P. Miguel Gamboa.

A lo largo de estos casi 25 años las escolapias destinadas a esta misión han vivido integradas desde el carisma educativimageso a la pastoral del Vicariato, participando de toda la vida del mismo, han colaborado asistiendo a las comunidades cristianas, favoreciendo con la catequesis, la presencia, la cercanía y la ayuda la vida de las mismas.

descarga